El PE recomienda abrir los mercados de servicios profesionales y facilitar la movilidad en la negociación del acuerdo comercial TiSA

Principales recomendaciones del Parlamento Europeo a la Comisión Europea para la negociación del TiSA en materia de profesiones.

El 3 de febrero fue aprobado por la Eurocámara el informe de recomendaciones a la Comisión Europea sobre las negociaciones relativas al Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (TiSA, en inglés). Entre las premisas principales que defiende el órgano europeo se encuentra alcanzar «una negociación ambiciosa, global y equilibrada» y apuesta por aprovechar «el potencial no explotado de un mercado global de los servicios más integrado al tiempo que evite el dumping social, medioambiental y económico». Asimismo, manifiesta que es necesario reforzar las normas internacionales «garantizando legalmente el derecho a regular» y solicita a la CE que «persiga objetivos legítimos de política pública como la sanidad pública, la seguridad y el medioambiente». Ya en la estructura del documento, el PE plantea algunas consideraciones sobre al acceso a los mercados y respecto a la normas sobre movilidad que son de especial interés para las profesiones.

>> Apertura de los mercados extranjeros de servicios profesionales y exclusión de servicios públicos

En cuanto al acceso a los mercados el PE insiste en que la CE «excluya a los servicios públicos y los servicios audiovisuales del alcance de la aplicación del acuerdo». En otro plano, pide prudencia sobre los servicios culturales. No obstante, apremia a buscar una «mayor apertura de los mercados extranjeros» en los servicios profesionales y, del mismo modo, en relación a las adquisiciones públicas, las telecomunicaciones, el transporte y los servicios financieros. Como materia relevante, también destaca que «la UE tiene un interés ofensivo en la movilidad externa de profesionales altamente cualificados».

>> Movilidad de los profesionales altamente cualificados

Precisamente, sobre la movilidad, aboga por que los compromisos del Modo 4 —modalidad de prestación de servicios de forma temporal en otro país según la Organización Mundial del Comercio— «solo deben aplicarse al movimiento de profesionales muy cualificados, como personas en posesión de un título universitario o de un máster equivalente o que ocupan un puesto de alta dirección, con un fin específico, durante un período de tiempo limitado y con arreglo a condiciones precisas establecidas por la legislación nacional del país en el que se preste el servicio y por un contrato que respete dicha legislación nacional». Por ello, solicita que en este contexto, «se respete y aplique el artículo 16 de la Directiva de servicios (2006/123/CE)».

De otro lado, insta a la CE para que se «prohíba horizontalmente el requisito de establecer presencia comercial, o de ser residente, como condición para la prestación de servicios profesionales».

>> Marco de reconocimiento mutuo

Por su parte, dentro de las recomendaciones sobre movilidad sostiene intentar la creación de un marco de «reconocimiento mutuo de la formación, los niveles académicos y las cualificaciones profesionales, en particular en el sector de la arquitectura, el sector contable y el sector jurídico, al tiempo que se garantiza la competencia del proveedor y, con ello, la calidad de los servicios prestados en consonancia con las Directivas de la UE sobre cualificaciones profesionales y evitando el reconocimiento mecánico y cuantitativo de las titulaciones universitarias».

Antecedentes

El TiSA se enmarca dentro del GATS (Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios) y paralelamente a la negociación comercial transatlántica entre EE.UU.. y la UE (TTIP, en inglés), supone un impulso a nivel internacional para liberalizar el comercio, en este caso, de servicios. No obstante, TiSA es más ambicioso en su expansión y las conversaciones contemplan 50 países entre los que se encuentran la Unión Europea de los 28 junto con Australia, Canadá, Chile, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Estados Unidos, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, México, Nueva Zelanda, Noruega, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Suiza, Taiwán y Turquía. Además, según el informe de recomendaciones, se abre la puerta a que China se pueda incorporar al proceso negociador. Respecto a las conversaciones, comenzaron en marzo del 2013 y suman ya 13 rondas —la última en julio del 2015—, si bien, según la CE aún no hay fecha prevista de finalización.

>> Aquí el enlace a la noticia.